• Home
  • Blog
  • Por qué usar LexGo y no un contrato modelo

Blog

Por qué usar LexGo y no un contrato modelo

  • 01-09-2017
  • 724
Por qué usar LexGo y no un contrato modelo

Al automatizar la generación de los documentos a través de LexGo, podemos ofrecer todas las opciones contractuales al mismo tiempo y por el mismo precio.

En una actualidad que acelera a ritmos infatigables, se hace cada vez más necesario contar con herramientas para realizar tareas que tradicionalmente se encargaban a terceros, casi siempre especialistas en determinado tema. Nos encontramos, precisamente, en la era del ‘hazlo tú mismo’, donde muchas veces se prescinde de los mecanismos tradicionales para lograr resultados al instante, desde cualquier lugar y tan válidos como si se hubieran sido encargados a un especialista.


El caso de los contratos es un ejemplo clarificador. Si antes había que recurrir a un abogado para encomendarle esa tarea, lo que implicaba altos honorarios y grandes cantidades de tiempo, hoy la solución se encuentra más al alcance. Y si bien existen hoy lugares desde donde descargar modelos o plantillas de contratos, no son personalizados ni hechos según las necesidades de cada persona.


Pero, ¿qué tan personalizado puede ser un contrato estándar? Mucho más de lo que pareciera. Un contrato de arrendamiento, por ejemplo, puede variar en su destinación, se pueden establecer las razones por las que se puede poner término anticipado, las formas de pago, garantías, avales y un largo etc. Una de las gracias de automatizar la generación de los documentos a través de LexGo es ofrecer todas estas opciones contractuales al mismo tiempo y por el mismo precio (el trabajo legal se hace una sola vez de forma amplia y luego el producto se va perfeccionado en el tiempo nada más). El contrato modelo da mucho de estos puntos por sentados, que son regulados por la ley, o simplemente no los establece porque son regulaciones excepcionales.


Creemos que es importante acercar el derecho a las personas y pequeñas empresas con una experiencia de usuario que ponga énfasis en el cliente y no en el abogado. Queremos que LexGo garantice acceso no solamente por un tema de precio, sino que configurándose como una herramienta para el usuario ajeno al derecho, que necesita frecuente o esporádicamente resolver sus problemas legales. En simple, creemos que en cierta forma podemos transformar a cualquier persona en su propio abogado, por increíble que parezca!

Últimas noticias

Síguenos en Facebook